Se me pone una sonrisa tonta…

Yo estoy convencida, que si me vieras cuando estoy editando las fotos que te he sacado, te morías de la risa pensado… ¿y a esta chica qué le pasa???

Por si acaso no sabes muy bien de qué te hablo, te cuento un poco el flujo de trabajo de toda sesión fotográfica para que te ubiques.

Después de una sesión de fotos, todavía hay mucho trabajo por realizar: hay que descargar las fotos y hacer un backup. Una vez que tengo varias copias de las fotos empieza la siguiente fase: visionado y selección. Hay que descartar las fotos que no sirven, pero entre las que sí que sirven hay que escoger lo mejor de lo mejor, para que el reportaje sea completo, variado y cuente una historia. Para mí, esta parte es una de las más complejas. Decidir lo que si y lo que no. Y normalmente no es un proceso que haga de una sola vez, sino que tengo que dar varias vueltas a las imágenes, y cuando tengo hecha la selección final, vuelvo a mirarlas varias veces para asegurarme de que si, son esas las mejores fotos y tienen algo que decir.

Una vez que ya está la selección hecha, empieza la edición que consiste en mejorar la imagen y llevarla hacía donde yo quiero, con mi toque final. Después se exporta a los formatos finales, packaging de todo el trabajo…

Durante todo ese proceso de visionado, selección y sobre todo de edición, a mí se me empieza a cambiar la cara. Se me empieza a poner una sonrisa tonta, porque vuelvo automáticamente al momento en el que estuvimos haciendo las fotos. Si hubo risas, complicidad, el chascarrillo que solté o la anécdota que me contaste. Y si es un reportaje de un evento (una boda, un bautizo, una fiesta…) ya ni te cuento, porque vuelvo de nuevo al momento de la celebración y revivo el instante retratado, la emoción del momento, el gesto espontáneo que ha quedado ahí para siempre y pienso… si yo me lo estoy pasando tan bien… ¿qué sentirás tú cuando vuelvas a revivir tu celebración? ¡Será cómo volver a celebrar el día tantas veces como quieras!

Ahora si entiendes mi sonrisa tonta delante de la pantalla del ordenador, ¿verdad?

P.D. Este verano voy a estar a caballo entre Tarragona y Majadahonda. Contacta conmigo para una sesión de fotos espectacular

P.D.2. Recuerda que si te animas a aprender fotografía a tu ritmo pero de mi mano, este verano es el momento ideal. Habla conmigo!

Anterior Post ¿Cuáles son tus planes de verano?
Siguiente Post Juega

Leave a comment