Y ya tienen un año más...

O la importancia de documentar la vida de tus hijos

niños fotografía exteriores Marina de Oteo

Y ya ha pasado un año largo desde el inicio del confinamiento, y mis chicos ya tienen un año más. 

Ha sido un año duro y lo malo es que no hemos terminado, aunque por fin se empiece a ver la luz al final del tunel. Hemos renunciado a muchas celebraciones, a muchos encuentros, a nuestras rutinas tanto las que nos gustaban como las que no. Hemos cambiado nuestra manera de hacer las cosas, lo que podemos hacer, dónde podemos ir y a dónde no podemos ir, a quien podemos ver y a quien no. Hemos dejado de ver a nuestros seres queridos para protegerlos… Nos autocensuramos por el bien común porque eso es lo que toca hacer ahora. 

Sinceramente, yo me siento ya al límite de mis fuerzas. Pero cada vez que pienso en ello, siempre, siempre me viene a la mente cómo se deben estar sintiendo nuestros hijos. Porque ellos también ha renunciado a mucho, y a veces creo que más que nosotros como adultos: han perdido el abrazo de sus abuelos, han dejado de quedar con sus amigos, de celebrar cumpleaños, de explorar lugares nuevos. Su mundo se ha cerrado un poco durante todo este año en una edad en la que deberían estar expandiéndose como una galaxia nueva.

niños fotografía exteriores Marina de Oteo

Y me preguntarás que porqué te estoy contando todas estas cosas! Todos los años por sus cumpleaños les hago unas fotos. Me parece tan importante documentar su vida, sus cambios, su evolución… De vez en cuando revisito sus fotos y me fijo en los detalles, en lo que han cambiado y también en lo que no ha cambiado (hay gestos que tienen desde chiquitines, chiquitines!). Y este año, al llegar el día en el que he hecho su reportaje de «un año más» me he dado cuenta que ha pasado el tiempo tan rápido…

He sido consciente de lo importante que son los recuerdos, las imágenes de nuestra vida. De no dejar pasar la ocasión de documentar la vida de los míos para poder volver a cada momento de mi familia siempre que quiera. Porque así podré revivir cada instante siempre, y volver a emocionarme. Incluso más que en aquél momento, porque ahora lo puedo paladear como un buen vino y tomarme el tiempo de revivirlo.

Volveremos a salir, a reunirnos, a abrazarnos y a vivir. Pero de mientras, no nos perdamos lo que tenemos en casa, que no se nos escape entre los dedos este tiempo en el que crecen. Porque hoy son niños, pero mañana ya no lo serán. Y porque creo firmemente que el mejor momento de cada familia es el de ahora, y que hay que fotografiarlo para revivirlo siempre que queramos. Porque en cada casa existe un microcosmos igual de rico que la galaxia entera del exterior.

Yo hoy te he traído a mis planetas. Me encantaría conocer a los tuyos.

niños fotografía exteriores Marina de Oteo

Y si quieres que documente tu momento familiar, habla conmigo

Sesión fotos Comunión 2021 Marina de Oteo
Anterior Post Agenda abierta para las sesiones de Comunión 2021!
Siguiente Post Cómo es una sesión de fotos infantil en exterior
Infantil Marina de Oteo

Leave a comment